UN DOLOROSO PERO ESPERADO DESPLOME DE LAS VENTAS

 

Abril 15 de 2020 - marzo las ventas del comercio en general tuvieron una fuerte contracción por efecto directo del Covid 19. De acuerdo con nuestra encuesta de opinión mensual, el 39% de los comerciantes reportó disminución en sus ventas respecto a las alcanzadas en el mismo mes del año anterior, porcentaje que contrasta amargamente con el observado en febrero, cuando sólo el 20% de los encuestados afirmó que sus ventas se resintieron. Para el 21% el volumen de ventas fue superior, observándose un fuerte descenso frente al dato registrado en febrero, de 42%. Quienes alcanzaron a aumentar sus ventas se localizan los sectores mayoristas y detallistas de alimentos y víveres en general, droguería y productos de aseo y en menor medida quienes comercializan bienes tecnológicos como celulares, computadores e impresoras. El 40% de los comerciantes consultados dijeron que sus ventas en marzo fueron similares a las de hace un año. El balance entre “opiniones positivas” y “opiniones negativas” fue de –18, el peor en lo corrido de este siglo, y que no se registró ni cuando el IVA aumentó tres puntos en 2017. Las matrículas de vehículos nuevos según estadísticas de FENALCO, cayeron 39.2%. Cabe señalar que el desplome en las ventas se observó con más intensidad en la última semana del mes, a partir del 24, cuando se inició la cuarentena obligatoria, circunstancia que nos permite anticipar que en abril la disminución en las ventas será mucho más pronunciada. Donde más se resintieron las ventas, de acuerdo con al reporte de nuestros afiliados, fue en Bogotá y Cundinamarca. Más desolador es el panorama que advierten los comerciantes para los próximos seis meses. Mientras que en febrero el 54% de los encuestados consideró que la situación general de sus negocios iría a mejorar, para marzo este porcentaje de optimistas se redujo al 7%, mientras que los pesimistas pasaron de representar el 11% en febrero al 64% en marzo. Entre las observaciones consignadas por los consultados que más nos llamaron la atención por el número de veces que se mencionaron y porque no son lugares comunes se destacan dos: en primer lugar, hay un clamor alrededor de la necesidad de reducir drásticamente los trámites de toda índole ante la Administración Pública y ante los bancos, y dos, es momento de cumplir los deseos: centenares de empresarios tenían entre sus aspiraciones probar la venta digital, ya sea a través de su propio website o de marketplaces. Para muchos ya se les cumplió, porque con el aislamiento obligatorio este paso no es opcional. Los comerciantes y propietarios de restaurantes, cafeterías y panaderías encontraron el incentivo para hacer lo que no habían hecho, equivocarse productivamente y develar aprendizajes que inclusive ya comienzan a monetizarse.


Ver AQUÍ la Bitácora Económica de Abril